Efectos Secundarios del Atenolol
none

Imagen del Atenolol 50

¿Son Tan Malos? ¿Cuáles son los Peligros?

El Atenolol es un beta bloqueador recomendado para tratar dolores de pecho e hipertensión. Es efectivo en la prevención de futuros ataques al corazón en pacientes con un historial de ataques cardíacos. Reduce la velocidad y la fuerza de las contracciones del corazón y disminuye su necesidad de oxígeno y el nivel de sangre que necesita bombear. Esto a su vez reduce la carga de trabajo del corazón. El Atenolol también ayuda a regular el pulso cardíaco. La disminución de la circulación y la constricción vascular puede causar varios problemas del corazón, incluyendo dolores de pecho y arritmias. Tomar la dosis recomendada regularmente puede ayudar a incrementar la tasa de supervivencia en pacientes con infarto agudo de miocardio.

El Atenolol es generalmente seguro y efectivo en el tratamiento de muchas otras condiciones como ansiedad, ataques de pánico y migrañas. Sin embargo, puede causar ciertos efectos secundarios en algunos pacientes sensibles. Sequedad de boca, cambios de humor y cansancio con algunos de los efectos secundarios más comunes experimentados por algunos pacientes tras tomar Atenolol. Algunos pacientes pueden experimentar dificultades al respirar. Por lo tanto, los pacientes con asma deberían tomar Atenolol solamente tras consultar con su médico de cabecera. Frío en las extremidades, falta de aliento y depresión son algunos de los efectos secundarios menos comunes provocados por el Atenolol.

Si estás sufriendo de algún problema médico como alergias, problemas de hígado, problemas de riñón, depresión o enfermedad del pulmón, deberías consultar con tu médico antes de tomar Atenolol. Deberías informar a tu facultativo de los medicamentos que estás tomando actualmente. El Atenolol puede interactuar con algunos de estos otros medicamentos, causando efectos secundarios de leves a graves. Tu médico podría aconsejarte aumentar o disminuir la dosificación de Atenolol tras analizar tus condiciones médicas y los medicamentos que estás tomando.

Se ha demostrado que el Atenolol causa daños al feto, por lo que no es aconsejable tomar la medicación si estás embarazada o intentando quedar embarazada. El Atenolol se encuentra en la leche materna, así que las madres que den el pecho deberían evitar tomarlo. Es importante informar a tu médico, si estás tomando algún producto de herbolario, medicinas sin receta médica o suplementos vitamínicos. El Atenolol podría causar algunos efectos secundarios cuando se combina con estos productos.

El Atenolol podría causar somnolencia o mareos, así que los médicos recomiendan tomar los comprimidos antes de irse a dormir. Diarrea, nauseas y debilidad también podrían ser algunos de los efectos secundarios de esta medicación. En algunos casos raros, provoca serias reacciones alérgicas, mareos persistentes y pulso cardíaco lento. Necesitas buscar ayuda médica de inmediato si experimentas alguno de estos serios efectos secundarios.

Deberías tener cuidado al tomar Atenolol si eres alérgico a alguno de los elementos activos o inactivos de este medicamento. Deberías evitar tomar alcohol mientras tomes Atenolol, dado que la ingesta de alcohol durante el tratamiento podría provocar algunos efectos secundarios.

Atenolol no causa efectos secundarios en todos los pacientes. Solamente un 3% de los pacientes sufre efectos secundarios. Si tu médico te recomiendo tomar Atenolol durante un período de tiempo, deberías tomarlo con regularidad durante dicho período. La detención brusca de la medicación puede causar serios efectos secundarios como dolor de pecho, arritmia y ataques cardíacos. Tu médico reducirá la dosis lentamente durante semanas, si necesitas detener el tratamiento.